Es el permiso para realizar la disposición final de los residuos líquidos, generados en desarrollo de una actividad o servicio, los cuales generan un vertimiento a las aguas superficiales, marinas o al suelo, previo tratamiento y cumplimiento de las normas de vertimientos contempladas en el Decreto Único Reglamentario del Sector Ambiental 1076 de 2015.

El interesado en obtener un permiso de vertimiento deberá presentar, ante la autoridad ambiental competente, una solicitud (formulario) y una serie de estudios técnicos: evaluación ambiental del vertimiento, caracterización actual del vertimiento existente o estado final previsto para el vertimiento proyectado de conformidad con la norma de vertimientos vigente,modelación del vertimiento, plan de gestión del riesgo para el manejo del vertimiento y plan de contingencia para la prevención y control de derrames, cuando a ello hubiere lugar, entre otros anexos, conforme a los lineamientos y términos de referencia emitidos por la autoridad ambiental.

Vertimentos de agua según normatividad vigente